The National Resource Center on LGBT Aging is a project of www.sageusa.org
National Resource Center on LGBT Aging



We're steadily creating a resource center that will provide resources across a variety of LGBT aging topics. Tell us what you'd like to see and sign up for updates.

Register Now

Medicaid y la comunidad LGBT: Cómo costear el cuidado médico a largo plazo: Actualizado en el 2016

June 2017 | Arlene Zarembka, Abogada

Print
Reprint
Permission Form


Las reglas de Medicaid para individuos y parejas domésticas del mismo sexo, las cuales son consideradas por el estado como "sin parentesco", son muy diferentes a las que aplican a las parejas casadas bajo la ley.

Las reglas de elegibilidad para recibir Medicaid son complicadas y pueden contener trampas para los incautos. Este artículo proporciona un resumen de las reglas que aplican a aquellos en la comunidad LGBT y que posiblemente necesiten Medicaid, en especial para aquellos que podrían requerir cuidado médico a largo plazo en un centro especializado de enfermería. El siguiente artículo está dirigido a personas solteras y parejas domésticas.

Las reglas de Medicaid para individuos y parejas domésticas del mismo sexo, las cuales son consideradas por el estado como "sin parentesco", son muy diferentes a las que aplican a las parejas casadas bajo la ley. Debido a que las reglas de Medicaid son extremadamente complejas y varían de estado a estado, asegúrese de consultar con un abogado experto en las reglas de Medicaid en el estado donde vive antes de transferir o regalar alguno de sus bienes a su cónyuge, pareja o a cualquier otra persona (incluyendo hijos, nietos, organización benéfica u otras organizaciones).

Ni Medicare, ni su seguro médico privado cubre el cuidado supervisado a largo plazo, ya sea en un centro de cuidados a largo plazo o en el hogar. Medicare pagará sólo por los servicios limitados de rehabilitación, ya sea en un centro especializado de enfermería o en el hogar. Aquellos que necesiten cuidado supervisado a largo plazo en un centro especializado de enfermería, deberán pagar los costos por medio de sus propios ingresos y bienes (o con la ayuda de una Póliza de Seguro para Cuidado a Largo Plazo).

Medicaid pagará por el cuidado de custodia a largo plazo para los solicitantes elegibles, pero solamente si el solicitante está en una “cama de Medicaid”. No todos los centros especializados de enfermería tienen camas de Medicaid, o, si las tienen, suelen estar ocupadas. Si el ingreso mensual de una persona excede el costo mensual del centro especializado de enfermería, entonces no será elegible para recibir Medicaid para estar en un centro especializado de enfermería. Sin embargo, pocas personas cuentan con suficiente ingreso mensual para pagar los costos de un centro especializado de enfermería, y deben utilizar sus propios recursos para cubrir el faltante mensual. 

Cómo solicitar Medicaid: sus bienes

Muchas de las personas que viven en un centro de cuidado a largo plazo eventualmente se quedan sin los suficientes recursos para continuar pagando los costos mensuales. En dicho momento, una persona puede solicitar Medicaid, el cual está disponible para ayudar a pagar los costos de cuidados de enfermería en el hogar a largo plazo para las personas discapacitadas, invidentes o (en la mayoría de los estados), personas que son mayores de 65 años de edad y que tienen muy pocos recursos y un ingreso limitado. Sin embargo, algunos estados tienen un límite en la cantidad de ingreso mensual que un solicitante puede tener, aunque ese ingreso no sea suficiente para pagar los costos de un centro de cuidado a largo plazo en la comunidad donde vive el solicitante.
    
Al solicitar los beneficios de Medicaid, el solicitante debe enumerar todos sus bienes, incluyendo cuentas y propiedades mancomunadas. También debe declarar cualquier regalo o transferencia monetaria o propiedad, al igual que cualquier venta de propiedad realizada en el plazo de los últimos cinco años. Mentir a la hora de responder la solicitud es un delito.

Una vez que califique para los beneficios de Medicaid, el solicitante debe pagar prácticamente casi todo su ingreso al centro especializado de enfermería, Medicaid pagará por el resto.

Cada estado limita la cantidad de bienes que una persona médicamente elegible para Medicaid puede poseer. Los bienes “contables” no pueden exceder el máximo establecido por el estado donde reside, que puede ser tan bajo como $999 a tan “alto’’ como $13,800, para ser elegible para recibir los beneficios de Medicaid en un centro especializado de enfermería.

Bienes exentos

Sin embargo, existen algunas excepciones en los bienes que no cuentan al determinar los bienes del solicitante. Las excepciones más comunes son las siguientes (pero asegúrese de comprobar las reglas de su propio estado, ya que podrían ser diferentes):

Casa: En algunos estados la exención aplica a la casa del solicitante si este tiene la intención de volver a la casa (incluso si la intención no es realista). En otros estados, la exención sólo aplica si el solicitante puede esperarse, de forma razonable, para volver a su casa dentro de seis meses. La casa también está exenta si el cónyuge, hijo menor o discapacitado, o hijo que proporcionaba cuidado al solicitante sigue viviendo en el hogar.

Un vehículo por hogar.

Los artículos del hogar, muebles y objetos personales (excepto artículos de valor inusual).

Parcelas de cementerio prepagadas, incluyendo los costos del ataúd, lápida y apertura, cierre y forro de la tumba; o una póliza de seguro de vida con un valor nominal de no más de $1,500; o hasta $1,500 para los arreglos funerales que sean irrevocables.

Podrían aplicar algunas otras exenciones, según el estado y otros factores.

Transferir o regalar los bienes      

Por lo general, una persona no puede regalar su dinero u otros bienes con el fin de calificar para los beneficios para cuidado a largo plazo de Medicaid. Transferir bienes o darle su dinero a otra persona (con excepción de su cónyuge), puede resultar en el retraso de su elegibilidad para recibir los beneficios de Medicaid. No transfiera, ni le dé ningún dinero o bienes a ninguna persona (incluyendo a su pareja doméstica), hasta que lo haya consultado con un abogado para determinar las posibles consecuencias de dicha transferencia o regalo.

Si, en el plazo de los cinco años anteriores a la solicitud para los beneficios de cuidado a largo plazo de Medicaid, el solicitante regala o transfiere cualquier dinero o propiedad a otra persona, o vende cualquier propiedad por menos del valor justo del mercado, el solicitante generalmente será inelegible para los beneficios de Medicaid para un centro especializado de enfermería por un período de tiempo, incluso si no cuenta con el suficiente ingreso ni bienes para pagar por el cuidado en un centro especializado de enfermería. El período de inelegibilidad (denominado como el “período de sanción”), comenzará en el momento que el solicitante sea médicamente elegible, y solicite Medicaid. El período de sanción se calcula en base al valor del dinero o de la propiedad transferida o regalada (o el valor de la propiedad vendida por menos de su valor justo de mercado) durante los cinco años antes de haber hecho la solicitud para Medicaid. Una idea común pero falsa es que una persona puede “regalar” $13,000 por año a otra persona sin ninguna consecuencia adversa en relación a Medicaid, sin embargo, esto no es cierto. Estas restricciones sólo aplican a Medicaid. Las restricciones para fines fiscales y tributarios son totalmente diferentes.

Todos los bienes que pertenecen a cualquiera de los cónyuges son considerados como estar a la disposición del solicitante de Medicaid; cualquier cónyuge puede transferir bienes al otro sin ser sancionado. Con el fin de evitar empobrecer al cónyuge que sigue viviendo en la comunidad, existen procedimientos que permiten que los bienes sean divididos para maximizar los bienes con los que el cónyuge no-institucionalizado puede quedarse (aun así, a menudo los bienes no son muchos).

Cuentas mancomunadas

Aunque muchas parejas domésticas del mismo sexo mantienen todos, o la mayor parte de sus bienes mancomunados, como muestra de su compromiso con el uno al otro, la posesión de bienes mancomunados podría tener consecuencias no anticipadas si una de las partes sufre una lesión seria, o una enfermedad debilitante a largo plazo (tal como un derrame cerebral, o la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia progresiva). El programa de Medicaid del estado podría considerar todos los bienes en cuentas financieras mancomunadas como disponibles para la persona con la discapacidad, de este modo obliga a ambas partes a ser empobrecidas antes de que la persona con la discapacidad pueda ser elegible para Medicaid.

Además, si un solicitante de Medicaid tuvo una cuenta mancomunada con una persona con quien no se casó, y la otra parte retiró fondos de la cuenta mancomunada en algún punto durante los cinco años antes de hacer la solicitud, y no utilizó los fondos para las necesidades del solicitante, el estado puede considerar los retiros como transferencias de bienes, lo cual podría resultar en un período de inelegibilidad en cuanto a los beneficios de Medicaid para un centro especializado de enfermería para el solicitante. Si un solicitante retiró su nombre de una cuenta mancomunada en el plazo de los cinco años antes de la solicitud, esto también se podría considerar como un regalo o una transferencia de bienes a la otra parte (si el solicitante no está casado con la otra parte).

Recuperación de la herencia

Después de que un beneficiario de Medicaid muere, el estado puede recuperar del patrimonio del beneficiario los beneficios que cubrió Medicaid a su nombre. Esta “recuperación de bienes” puede incluir una demanda contra la casa o propiedad del beneficiario, hasta cubrir el total de los beneficios pagados por Medicaid. Si el beneficiario de Medicaid tuvo una propiedad mancomunada con una pareja doméstica con quien nunca se casó, el estado podría exigir que la pareja sobreviviente reembolse a Medicaid por los beneficios que se pagaron en nombre de la persona difunta, o bien obligue la venta de la propiedad para recuperar los beneficios pagados por Medicaid. Cada estado tiene su propia política con respecto a la recuperación de los beneficios pagados por Medicaid de una propiedad que era propiedad mancomunada con una pareja doméstica. (Mientras que en algunos estados podrían tratar a la pareja sobreviviente del mismo sexo igual que a un cónyuge sobreviviente de un matrimonio, aunque esto no se les requiere a los estados). Por lo tanto, es esencial consultar con un abogado en su estado en cuanto a las reglas de Medicaid que aplican a usted, según su situación personal.

La trampa de la herencia

Si un beneficiario de Medicaid recibe una herencia, a menudo esto resulta en que el beneficiario pierda su elegibilidad para Medicaid hasta que la cantidad de la herencia baje al nivel de los bienes permitidos por su estado. En la mayoría, si es que no en todos los estados, un beneficiario no puede rechazar o regalar la herencia con el fin de calificar o mantener la elegibilidad para los beneficios de Medicaid para un centro especializado de enfermería.

Estrategias para la planeación de Medicaid

Fondos para complementar las necesidades

No es recomendable dejar todo o una parte de sus bienes a una pareja o a un cónyuge que tenga discapacidades serias o una enfermedad progresiva, o que sea mayor y pueda necesitar Medicaid; la herencia podría retrasar o comprometer la elegibilidad para los beneficios de Medicaid en un centro especializado de enfermería. En cambio, un fondo para complementar las necesidades correctamente redactado (también llamado fondo para necesidades especiales) puede asegurar que sus bienes serán utilizados después de su muerte para complementar los beneficios de la ayuda pública de su pareja (por ejemplo, Medicaid o el Seguridad de Ingreso Suplementario), en lugar de sustituir los beneficios, mientras que, al mismo tiempo, protege la elegibilidad para los beneficios en relación a la ayuda pública que reciba su pareja. Los bienes e ingresos del fondo pueden utilizarse para pagar las actividades y las necesidades que Medicaid u otros programas no cubren, mejorando la calidad de vida de su pareja. Establecer tal fondo significa que la herencia no será tomada en cuenta por los programas públicos de ayuda al momento de determinar la elegibilidad de su pareja. Sin embargo, tenga en cuenta que el fondo suplementario para necesidades es complejo, y existen diferentes reglas dependiendo de si están o no casados. Es esencial consultar con un abogado en su estado experto en la planeación de Medicaid para un cónyuge o una pareja que tenga discapacidades serias o una enfermedad progresiva, o que sea mayor y pueda necesitar Medicaid.

Separación de cuentas mancomunadas

Si una pareja que no está casada tiene cuentas mancomunadas, y llega a ser evidente que una de las parejas pueda necesitar cuidado supervisado a largo plazo en el futuro, las partes deberán considerar si es recomendable “separar” sus cuentas mancomunadas, de modo que cada pareja posee sus propios bienes por separado. Si cada uno aportó un cierto porcentaje a una cuenta, cualquier separación debe ser en proporción al porcentaje que cada quien contribuyó a la cuenta.

Cuando se separen las cuentas, las parejas deben pedirle a un abogado que redacte un documento (el cual debe ser firmado por cada parte y certificado ante un notario), indicando las razones principales por la separación en relación a las cuentas, ya sea que la pareja fue agregada en las cuentas únicamente por conveniencia o la porción de cada cuenta que se distribuyó a cada parte, basado en la contribución de cada quien a la cuenta. Tal documento proporcionaría evidencia de que la separación de las cuentas conjuntas no constituyó un regalo de ninguna parte a la otra. (Probablemente la estrategia de separar las cuentas conjuntas sea la más acertada, desde una perspectiva de elegibilidad para Medicaid, si se hace lo más temprano posible, para maximizar la probabilidad de que haya ocurrido más de cinco años antes de que cualquier parte solicitara Medicaid.)

Si es o no necesario y recomendable llevar a cabo una separación de cuentas conjuntas depende de las políticas federales y estatales con respecto a las transferencias de bienes y de la recuperación de herencias.

Gastos de ingresos/bienes por parte de otra persona

Muchas parejas LGBT utilizan su ingreso o bienes para el bien común de ambos. Si la salud de uno de ellos comienza a deteriorarse, y se anticipa que en un futuro cercano van a necesitar cuidado en un centro especializado de enfermería, ni su ingreso ni sus bienes deberán ser utilizados por su pareja, al menos de que un abogado experto en Medicaid en su estado le asegure que esto no afectará negativamente la elegibilidad para Medicaid. De lo contrario, el estado podría imponer un período de sanción contra el solicitante de beneficios de Medicaid en un centro especializado de enfermería basado en el hecho de que el uso de los recursos o bienes del solicitante por parte de la pareja durante los cinco años antes de la solicitud, constituyeron una serie de “regalos” a su pareja.

Otras estrategias

Existen varias otras estrategias respecto a los bienes de una persona con una discapacidad que se pueden utilizar con el fin de ayudar a la persona a calificar para Medicaid. De todas maneras, consulte con un abogado en su estado especializado en Medicaid para determinar qué otras estrategias podrían funcionar para usted.
Recuerde: nunca tome una decisión con respecto a la planeación de Medicaid, incluyendo la transferencia de cualquier dinero o de otros bienes, sin primero consultar con un abogado especializado en su estado.
   
Actualmente, Arlene Zarembka vive en Missouri y ha practicado como abogada por 42 años. Sus áreas de especialización incluyen planeación patrimonial y leyes pertinentes a personas de la tercera edad, proporcionando consejería legal integral y consejería práctica con respecto a la planeación patrimonial, testamentos, fondos, fondos para complementar/para las necesidades especiales, poderes notariales, testamentos vitales (deseos para la etapa final de la vida), títulos del beneficiario, designaciones de beneficiario, así como otros documentos. Ella es miembro de la Comisión Jurídica de la ACLU de Missouri, y colabora con el Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas. Su sitio web es: http://zarembkalaw.justia.net/

© 2011-2019 Services and Advocacy for GLBT Elders. All rights reserved. For permission to reprint these articles, or post them online, please e-mail us.

Find resources in your area

Links to sites that help you find aging sources accross the country

Resources in Your Area
Advanced Search
Related Resource

Good training, good care

Article on the importance and need for LGBT training for aging services providers. MORE >


See more: Ageism, Culturally Competent Care and Training, Aging Providers, LGBT Organizations, LGBT Older Adults